Blog

Papá Monitoreaba las Noticias en Familia Ahora yo lo hago en Digital

La inmediatez digital supera a los medios tradicionales.

Lunes 11 de octubre del 2021

Vivimos en un mundo cambiante en donde la información es inmediata, los medios de comunicación se han volcado a las redes sociales para generar visitas a sus portales de información, pero es allí, en las redes sociales en donde esta lo “caliente”, donde se generan las crisis, y los medios se vieron obligados a estar allí presentes para no perder “audiencia”, lo que requiere que haya un monitoreo permanente de lo que está sucediendo en el mundo.

Por lo anterior, quise retroceder en el tiempo y evocar cómo “monitoreábamos” las noticias de primera mano. recuerdo que nos sentábamos por las noches en familia, una tradición en donde el jefe del hogar “tomaba el control del televisor” y se comentaba el acontecer nacional.

Otro medio era la radio, los radio-periódicos se escuchaban antes de salir el sol e incluso antes de salir de casa, cuando no habían afanes hojeábamos el periódico, pero cuando no se podía teníamos que leer al llegar a la oficina, bueno, los jefes tenían este privilegio; algo que extraño con nostalgia, son los domingos, ese día era especial, llegaba el periódico y con mis hermanos íbamos a la cama de papá y mamá a “leerlo” ¡Camas que aguantaban el peso de todos!

Las lecturas dominicales tenían la particularidad, de que traían las caricaturas de la época: Tarzán, Olafo el Amargado, Benitín y Eneas, Don Abundio, etc., también el crucigrama que era especial. Recuerdo que leíamos las columnas de los analistas políticos para informarnos sobre la situación de nuestro país, un abrebocas para hacer seguimiento durante la semana.

Sin embargo, desde siglos atrás, políticos, artistas, deportistas y/o empresarios han querido saber qué se habla de ellos. George Washington, primer presidente de los EE.UU, empezó a interesarse por monitorear los periódicos para mejorar su reputación y prevenir posibles “crisis” en su gobierno, lo que generó la necesidad de un seguimiento de prensa. 

Pero los datos “específicos” sobre el monitoreo de noticias y su historia, datan de 1852 cuando el polaco Romeike se ideó la “Primera Agencia de pressclipping del mundo”, Romeike tenía un kiosco en donde vendía gran variedad de periódicos y revistas de Europa, allí acudían actores, escritores, músicos, políticos entre otros, quienes se convirtieron en los consumidores de su producto, para no tener que comprar las ediciones impresas completas, Romeike les vendía el recorte con el tema de su interés.

Este servicio no tuvo muchas variantes hasta mediados del siglo pasado, finalizando los 50’s e iniciando los 60’s se introdujeron los medios radiales y la televisión, entregando, además de los recortes de prensa, grabaciones en cintas de audio y video, un servicio que continuó sin mayores avances durante varias décadas.

En 1998 y gracias a la masificación del Internet, el sitio Web: WebClipping (hoy desaparecido) dio los primeros pasos en monitorear los medios de noticias basados en la Web, esto llevó a la industria a rastrear noticias digitales nativamente, un trabajo dispendioso pero que en su momento no tenía relevancia ya que no existían redes sociales y los portales no eran actualizados con periodicidad. 

En aquel entonces, los medios de comunicación no lo veían como un gran aliado, sino como una “ayuda” en su difusión para vender más periódicos o promocionar su programación radial o televisiva. Un directivo de un medio de comunicación me dijo en esa época “nadie va a cambiar el televisor o la radio por el Internet”. ¿Qué pensará hoy?

 

Este siglo revolucionó las comunicaciones con la llegada de nuevos actores: Facebook, YouTube y Twitter, en su orden se fueron posicionando y cambiando la manera de informarnos, puedo decir que son la puerta para que los consumidores de noticias o cualquier tema, y que ahora se le suman otros canales digitales, lleven al consumidor hasta sus portales con una información actualizada y casi de inmediato, lo que indiscutiblemente dejó atrás a los medios tradicionales.

El monitoreo también se volcó a lo digital, la información que arroja es un promedio del 90% (a veces más) de la escucha dentro de internet, con más alcance, soluciones en la nube como Synthesio, por solo nombrar una, captura información en más de 600 millones de fuentes en tiempo real con alertas para prevenir crisis; ahora se mide todo, medios de comunicación, conversaciones abiertas en redes sociales, blogs de noticias, se acabaron los secretos.

El 10% restante del monitoreo que se debe hacer manual, se nutren de los noticieros que se “actualizan” cada 6 horas, periódicos se imprimen cada 24 horas, la radio, aunque informa más rápido que la televisión, no alcanza la inmediatez de Internet.                        

¡Las noticias vuelan a velocidades nunca antes imaginadas!

 

Con el celular (la “nueva extensión” del ser humano), tenemos todos los medios en un solo lugar y en tiempo real, la información llega depurada y las crisis se manejan a tiempo, no hay que esperar a que la noticia de la una de la tarde sea informada a las 7 de la noche o al otro día como en los periódicos impresos o en su versión de PDF. Es un hecho que el 99% de las personas que acceden a Internet lo hacen desde teléfonos móviles y las redes sociales crecen cada día más.

Muchos medios han cerrado, algunos periódicos y revistas no volvieron a imprimirse, no se lee a Tarzán en familia y Olafo el Amargado sigue en la edad media como muchas empresas o entidades gubernamentales, que están empeñadas en que se siga monitoreando de manera “nativa” en los medios tradicionales.

¿Hasta cuándo seguirán viviendo con los métodos del siglo pasado?

Comparte esta publicación:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Sobre el autor:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Es el momento de
crecer juntos

Footer