Newsroom - Soluciones SaaS

Guía para entender las aceleradoras de empresas

Las organizaciones e inversores del mundo han creado programas comerciales intensivos para dar asesoramiento, educación y apoyo.

La vida en una startup puede ser solitaria. Incluso con un equipo en crecimiento, es fácil caer en la soledad a medida que descubres cómo hacer crecer tu negocio. Sin embargo, las organizaciones e inversores del mundo han creado programas comerciales intensivos para dar asesoramiento, educación y apoyo. Uno de estos programas es el de las aceleradoras de empresas. 

Las aceleradoras de empresas no son adecuadas para todos y pueden ser programas competitivos y exhaustivos. Sin embargo, han transformado literalmente a las empresas en desarrollo en compañías globales y revolucionarias como Airbnb y Dropbox.

¿Qué es una aceleradora de empresas?

Son programas intensivos de 2 a 3 meses, a los que asisten las nuevas empresas establecidas (aquellas que tienen un equipo fijo, producto mínimo viable y perfiles de clientes específicos) para acelerar el crecimiento de su negocio.

Generalmente implican un proceso de aplicación selectivo y una vez aceptadas las nuevas compañías reciben educación, tutoría, trabajo en red y posibles fondos.

Es común que las startups ingresen a las aceleradoras con la esperanza de alejarse de los fondos de los inversores. Algunos garantizan algún tipo de financiamiento a cambio de una participación en el capital. Otros, regalan cantidades limitadas de fondos a cambio de nada (además de la finalización exitosa del programa).

Para las aceleradoras, las nuevas empresas generalmente no necesitan tener fondos de antemano. Sin embargo, se puede suponer que se necesita algo de dinero, ya sea a través de financiación o arranque para desarrollar un producto, equipo y clientes y, por lo tanto, calificar para postularse.

De acuerdo con el portal Panamerican World se calcula que más de 6 mil startups operan en México, Argentina, Brasil, Colombia, Chile y Perú, en conjunto. En México, por ejemplo, en 2019 se crearon 98 nuevas empresas, ascendiendo a un total de 394.

En España, Madrid y Barcelona, tuvieron 1.235 y 1.197 startups en 2019, respectivamente, lo que las posiciona como la quinta y sexta ciudades con más emprendimientos de esta clase en todo el mundo.

Esto ha permitido que aún más startups aprendan, mejoren y crezcan. De hecho, las startups de América Latina en 2018 recaudaron 2 mil millones de dólares de inversión. Es un monto 4 veces mayor al registrado en 2015. Esta inversión empujó el surgimiento de nuevas propuestas como iFood y Nubank en Brasil, y Rappi en Colombia. Y en España, existen cerca de 63 aceleradoras y más de 3 600 startups tan solo en el ramo de la tecnología.

Las aceleradoras de empresas benefician a todas las partes involucradas: inversores, empresas, clientes y la economía. Pero no son el único programa de desarrollo empresarial disponible para nuevas compañías. Muchas veces se piensa que las aceleradoras son lo mismo que las incubadoras y otros programas intensivos.

Las diferencias entre una incubadora y una aceleradora de empresas

Las aceleradoras son para empresas establecidas, las incubadoras son para empresarios que necesitan ayuda para desarrollar sus ideas en negocios en toda regla. En teoría, te postularías y asistirías a una incubadora de empresa antes que a una aceleradora.

La siguiente tabla desglosa las principales diferencias entre una incubadora y una aceleradora.

¿Está tu negocio listo para una aceleradora?

Si estás pensando en solicitar una aceleradora de empresas, lo mejor es que te hagas las siguientes preguntas para ver si tu negocio está listo.

-¿Estás creciendo rápidamente? 

-¿Estás listo para la tutoría experta?

-¿Puedes articular tus desafíos? 

-¿Tienes un Producto Mínimo Viable (MVP)?

-¿Tienes clientes y un perfil de cliente establecidos? 

-¿Estarías dispuesto a cambiar de residencia? 

-¿Puedes pagarlo?

Cómo funciona una aceleradora de empresas

Completa los siguientes pasos de principio a fin si deseas unirte a una aceleradora de empresas.

1.Elige tu aceleradora

Hay muchos programas de aceleración de empresas en diversas ciudades. Estos programas varían según la ubicación, la industria, la participación de expertos, las oportunidades de financiación y el tipo de red a la que lo conectan.

Qué buscar en una aceleradora:

Primero debes realizar una investigación exhaustiva sobre las aceleradoras que serían adecuadas para tu negocio. Esto es lo que debes buscar:

Prueba social. ¿Qué startups se han graduado de cada aceleradora y cuántos fondos recibieron? Asegúrate de que esas empresas tengan éxito actualmente. Estar asociado con una aceleradora bien considerada puede ayudar a que tu negocio crezca mucho después de tu graduación.

Relaciones y redes. ¿Qué tipo de comunidad y red pueden ofrecerte cada aceleradora? Además, ¿qué tipo de expertos y educadores proporciona y son relevantes para tu negocio? La red que obtienes de tu tiempo en una aceleradora es otro factor que dura más que la graduación.

Industria. Algunas aceleradoras trabajan con empresas de marketing de tecnología, mientras que otras se especializan en tecnología financiera. Busca un programa que se alinee a tu producto y negocio, ya que los recursos de educación y tutoría seguirán tu ejemplo.

Ubicación. Como mencionamos, hay aceleradoras en todo el mundo. Es probable que debas reubicarte para asistir físicamente a los programas de aceleración. Si no puedes alejarte demasiado, busca algunos que estén cerca de tu hogar.

2. Solicita el apoyo de la aceleradora

Los programas de aceleración más famosos, aceptan tan solo un 7 % de los proyectos que se presentan. Para ganar ranking entre la élite, toma en serio el proceso de solicitud. Es probable que tengas una extensa solicitud por escrito, así como múltiples entrevistas personales.

Qué buscan las aceleradoras en los solicitantes:
Si bien todas las aceleradoras varían, la mayoría busca los mismos factores y características en aquellos que aplican. Aquí hay algunas cosas para asegurarte de que tu aplicación refleje:

-Capacidad de adaptación.
-Un Producto Mínimo Viable (MVP) y clientes reales.
-Una ventaja competitiva concisa.
-Un equipo fuerte.
-Red y comunidad.

3. Enfócate, aprende y crece
Solicitar una aceleradora es difícil, pero una vez que seas aceptado, espera que comience el verdadero trabajo. Prepárate para viajar a la ubicación de la aceleradora y alista a tu equipo.

Esto es lo que puedes esperar al asistir a una aceleradora:

-Espacio de trabajo en conjunto donde tu equipo puede enfocarse en la aceleradora y las oportunidades educativas.

Seminarios y talleres educativos sobre una variedad de temas, como asesoría legal, práctica de lanzamiento, desarrollo de producto, entre otras.

Oportunidades de tutoría grupal e individual de expertos de la industria, inversionistas y otros fundadores.

Checks-in uno a uno con liderazgo 

Eventos de redes con líderes de la industria, inversores y otras nuevas empresas que pueden ayudar con la recaudación de fondos y el reclutamiento en el futuro. 

 

4. Presenta tu modelo de negocio y recibe fondos

Lo que diferencia a las aceleradoras de otros programas comerciales intensivos es la manera en que las startups salen del programa. Cuando llega el momento de concluir una aceleradora, los fundadores participan en un día de demostración durante el cual presentan su modelo de negocio.

Los fundadores son responsables de construir una plataforma de diapositivas integral y lanzar directamente a los inversores, a veces cientos, dependiendo de la aceleradora. Si las nuevas empresas reciben una oferta de financiación, generalmente se realiza a cambio de capital.

Los “graduados” de las aceleradoras también reciben apoyo directo e indirecto después de salir del programa. Este soporte incluye:

-Relaciones públicas

-Conexiones profesionales y redes

-Recursos Humanos / apoyo de reclutamiento

-Participación de la junta

-Espacio de oficina

-Futuro soporte de VC (Venture Capital)

-Sólida red de antiguos alumnos y relaciones de por vida

Todas las aceleradoras comparten la misma visión. Ver a emprendedores de todo tipo escalar el éxito y el impacto de tu negocio, independientemente de en qué industria operes o qué clase de producto vendas, hay una aceleradora de empresas ideal para ti.

Con estos consejos para encontrar el programa adecuado, preparar tu aplicación y aprovechar al máximo tu experiencia con la aceleradora.

Contenido extraído de Hubspot.

Comparte esta publicación:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

1 comentario

  1. Muy buena guía, debemos ponerla en práctica en la economía Latinoamericana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INTERLAT DIGITAL ENTERPRISE INTELLIGENCE – TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS 2020

Es el momento de
crecer juntos

Interlat Digital Enterprise Intelligence – Todos los derechos reservados – 2020